La ruta de las curvas sinuosas. De pronto un giro brusco. Hay que tener mucho cuidado con no volcar, sobre todo por el acantilado, que puede llevarnos a un desastre. Digo desastre por no mencionar con lujo de detalles una muerte horrible y dolorosa. Teniendo en cuenta además la humedad de la selva vecina, nuestro cadáver alcanzaría una descomposición con un olor llamativamente desagradable, lo que atraería a animales de la zona, principalmente aves carroñeras en busca de algún resto de nuestra alma, tal vez de alguna sensación. Bueno, lo que quiero decir con esto es que hay que tener mucho cuidado al tomar las curvas sinuosas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star