Este texto, lector o lectora, puede ser interpretado de la manera que uno quiera. Puede, por ejemplo ser leído de su principio a su fin. Puede leerse también desde el fin hasta el principio. Usted tiene la total libertad de leerlo de cerca, siguiendo cada una de las palabras tratando de decodificarlas en su imaginación, también puede hacerlo de lejos, buscando una mancha escrita entre negros y blancos, espacios que tal vez generen forma de animales o de sensaciones. Si lo desea, usted también puede acercarse y leer esto desde el punto más cercano posible, logrando así cierta desproporción donde por ejemplo una “o” tenga el tamaño de su ojo. Puede, también, si lo desea, atravesar ese punto para volverse aún más pequeño que una letra. Es un estilo muy divertido, pudiendo así, desplazarse en una “s” por ejemplo, con forma de tobogán y terminar cayendo en la letra que tenga al lado, esperemos que no sea una “l” lo que sucedería por ejemplo en la palabra “dislocar”, porque en ese caso no tendría dónde agarrarse y terminaría en el renglón de abajo. Hagamos de cuenta que las letras no lastiman de todos modos, en caso contrario sería muy doloroso caer encima de una “l” o una “t”. Podrían doblarse o replegarse, en forma de plástico o goma. Podría también si lo desea, caminar por encima de una “m”, explorarla como si fuera una montaña, o subirse a alguna mayúscula para tomar fotografías panorámicas. Este texto, si usted lo desea, puede interpretarse también arrojándolo por la ventana, en caso de que pertenezca a un libro, claro. En ese envión hacia arriba usted podrá percibir algunas texturas de lo que yo quiero expresar aquí. En ese caer hacia la calle, imaginando que usted se encuentra en un departamento, una caída de libro desprolija y abierta, o quizá cerrada, y esperemos no lastimar a nadie. En caso de hacerlo, sabrá bien usted que es otra de las formas de interpretar este texto, dándole con el canto bien pesado, sumado a la potencia de su velocidad de la caída. En caso de que usted prefiera este tipo de interpretaciones sin meterse en problemas, también puede hacerlo tomando una hoja del libro y tensándola con sus índices y pulgares. Puede colocar en el borde de la hoja bien rígida lo que usted desee, por ejemplo su labio, o un ojo, o la parte de debajo de su nariz, y hacer finalmente un movimiento lateral con toda su fuerza. Podría así abrirse el labio, o el ojo, o la parte de debajo de su nariz en un solo instante y logrará quizá interpretar de esta manera alguna de las ideas que trato de expresar con este texto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star