• ¡Amigo humano! – Tronó inesperadamente el Hombre Inteligible, quien se complace en amontonar las nubes.
  • ¿Qué sucede? – Respondió sorprendido el Hombre Ordinario, alumno de naturaleza mortal.
  • Disculpa la molestia, es que me he enterado de que con el desarrollo de la ciencia están preparando un viaje a Marte. ¡Ay amigo humano!, qué raza más simpática, realmente me llenan de ternura. En el Olimpo siempre hablo de ustedes y nos morimos de la risa. Morir en forma metafórica, comprenderás, no sólo porque se suele usar el dicho, sino porque además, ya sabrás que yo no cuento con esa facultad. De todos modos, ¡Sigan adelante, muchachos! No aflojen.
  • Gracias amigo Inteligible, deidad absoluta, les haré llegar a los hermanos de la ciencia tu mensaje. Me alegra mucho tu visita.
  • ¡Hasta luego! – Dijo con simpatía el Hombre Inteligible, quien en prudencia iguala al terriblísimo Zeus Crónida, y regresó al Olimpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star