Por lo general trato de no escribir ningún artículo por fuera de lo exclusivamente literario o artístico. Principalmente porque no quiero mezclar las cosas, segundo, porque no creo que esta página tenga un gran alcance, y tercero, será tal vez que no he sentido hasta el momento un gran dolor como el de estos días donde permanecer al margen y subir textos sobre cualquier cosa simplemente me avergonzaría.

En estos días en Buenos Aires se ha dado un hecho histórico de retroceso a nuestra peor versión. El gobierno de Mauricio Macri busca aprobar las leyes de Reforma Previsional, Reforma Laboral y la quita de AUH (Asignación Universal por Hijo).

Justamente ayer el pueblo se ha movilizado en contra puntualmente de la Reforma Previsional. Una ley que busca modificar el actual coeficiente de aumento en los haberes jubilatorios, hasta hoy ligado a los salarios y la recaudación, para depender del IPC (Índice de Precios del Consumidor, regido principalmente por la inflación) generando en definitiva una pérdida de valor adquisitivo para nuestros jubilados, que hoy en día ya se encuentran en una situación límite.

El motivo es la clásica receta neoliberal que busca recortar el gasto público y el alcance de un Estado regulador. La mínima pensión recibida por los jubilados forma parte del “gasto público” que busca ser recortado.

Al margen de la iniciativa, todo esto se combinó con una manifestación que ha sido brutalmente reprimida frente al Congreso de la Nación, recordando nuestras peores miserias, a las que parecemos regresar cíclicamente.

La única solución será siempre la educación y estar informados para en principio no votar gente que se dedique a empobrecer a los pobres (y sacarle dinero del bolsillo a los ancianos). Debemos avanzar como sociedad y recordar que los medios de comunicación son empresas (una empresa es una organización o institución dedicada a actividades o persecución de fines económicos o comerciales), las cuales con toda lógica instalan una opinión pública de acuerdo a sus intereses (intereses de empresas).

El texto ha sido improvisado, simplemente no quería dejar de mencionar el tema y la gran tristeza que me genera ver nuevamente este tipo de acontecimientos penosos. Aprendamos de una vez.

Anuncios