• ¿Ésto es todo? – Preguntó el hombre ordinario.
  • Es todo. – Respondió el hombre inteligible.
  • ¿Y los sueños?
  • Son el pasado.
  • ¿Y la plenitud?
  • No existe.
  • ¿Y el amor incondicional que da sentido a las vidas mundanas?
  • Es para pocos.
  • ¿Y qué queda?
  • Queda lo que puedas hacer con lo que queda.
  • Puedo hacer muy poco.
  • Quedará muy poco entonces.
Anuncios