• Che Dieguito, cambiando un poco de tema, porque viste que conversando con vos uno siempre termina hablando pavadas, me gustaría traer un tema serio a esta penosa mesa.
  • A ver.
  • ¿Vos creés en el amor?
  • Mira lo que me preguntas. Obvio que creo en el amor.
  • Pero digo en ese amor ponele, que te vuelve loco, que te arrebata, que te agarra de las patas y te da vuelta. Así completamente dado vuelta, que se te cae la plata. Obvio primero imaginate que tenés plata, eso si que existe y está comprobado.
  • Si, creo en eso. Lo de las patas y todas esas boludeces que dijiste.
  • ¿Te pasó?
  • ¿Enamorarme o tener plata?
  • Las dos.
  • Tener plata jamás, pero el tema es que ya no creo que me pase nunca. Enamorarme si, hace ya como seis años que estoy con Laura.
  • Dale, dejate de joder. Si lo único que decís es que cada vez se pone más gorda y que no la querés tocar más de una vez por semana, y encima hacés el esfuerzo.
  • Bueno, es cierto, pero en un principio me agarró así de las patas como decís vos.
  • ¿Y después?
  • Y después nada, que se yo, la vida es así, uno se acostumbra y pasa el tiempo.
  • Pero el tema es que yo no quiero eso, ¿entendés? No quiero acostumbrarme a nada y tener que bancármelo por un preconcepto social.
  • Uh, cagamos. No me vengas con las conspiraciones porque se me agota la mente.
  • No es una conspiración, gil, digo que es un embole tener que bancarte a una mina por el hecho de que algún ser superior nos dice que tiene que ser así. Además, volviendo un poco al eje principal de lo que venimos hablando, tampoco me pasó en un principio que alguien me agarre de las patas y me de vuelta. Plata sí, siempre tuve, viste como soy.
  • Bueno mira, Andrés se la pasa diciendo que está de novio hace cinco años pero que jamás se enamoró de la mina, y que la relación se construye, que se yo, algunos se enamoran y otros no.
  • Eso pienso a veces y es bastante feo. Cuando dicen si el amor existe o no, si nos va a llegar o no, como si solamente por existir le tiene que tocar a todos, o no existe y no le toca a nadie. Sabés que creo yo, que no le toca a todos, que existe obvio, pero que es muy hijo de puta.
Anuncios