No es poco habitual referirse al eterno debate que trata sobre la explicación más radical de la presencia como un fin natural del arte en nuestra historia.

Con intenciones de reabrir dicha controversia, Hugo Fontaine, el célebre periodista francés se dirigió al corazón de Buenos Aires con la intención de completar otro trabajo para la revista “Exprimant”, y más precisamente por la calle Arenales se encontró con una señorita que declaró lo siguiente:

“Para mi el arte es cuando a alguien le pasa algo tan profundo y lindo que como que te lo quiere dar a vos para que te pase lo mismo”.

Anuncios