Decime Lizette. Decime lo que ves, quiero ver lo mismo que vos. ¿Qué es lo que ves, Lizette?, ¿Qué ves cuando te ponés toda así, cuando cerrás los ojos, Lizette?, ¿Por qué yo no puedo ver lo que vos, si te tengo al lado y miramos lo mismo?, ¿Por qué, Lizette? Mientras seguimos acá, en esta tarde horrible, mientras los demás trabajan y nosotros no sabemos qué hacer, y todo se vuelve tan feo, Lizette. Solamente te tengo a vos y no te entiendo, explicame. Si ya está todo sucio, si ya pocas cosas valen la pena y lo poco que sigo creyendo es en tus ojos, en tu mirada que no entiendo, en tu visión de un mundo desconocido para mi, pero que me hace creer, que me mantiene vivo, Lizette. Detesto que me mires así, con ese gesto, con ese silencio perturbador, con ese corazón en llamas que se apaga a mi lado, que se apaga cuando llego y cuando te miro, y cuando te pregunto qué estás mirando y cómo lo estás haciendo, Lizette. A veces me da miedo, siento temor de perderte. A veces me gustaría no verte nunca más y que tus cuentos y tus gestos te los lleves a otro lado, a otra tarde sombría como esta, y que allá nadie trabaje, y que te quieras morir. Como yo me muero cuando te veo, como me muero por dentro cuando estoy vacío, como me muero ahora, Lizette.

Anuncios