El conocimiento ha sido vencido
con el aval de quien hace el mal.
El elixir del lobo fue sometido
en su cueva al más triste final.

La expresión sin su propio sol
guarda con mesura el secreto de los pobres.
Nutridos desde siempre sin el agua
que les juraron que les corresponde.

Si aún este viaje de ultraje
concibe poemas sin uso,
llorará el corazón bastardo
escondiendo papeles sucios.

En el cosmos sobrarán cenizas
de un extraño que nació fuego,
que nació ya muerto y derrotado
por palabras mustias como el miedo.

Anuncios